Quienes somos

Misión

Somos un club que promueve la enseñanza de valores a través de la competencia. Fomentamos el ejercicio físico y brindamos a nuestros socios actividades deportivas, sociales, culturales y recreativas de primer nivel para las distintas etapas de sus vidas, mediante una gestión confiable y transparente, con un capital humano en capacitación constante e incorporando las últimas tendencias en tecnología e infraestructura.

Visión

Ser una institución deportiva y social modelo que se destaque en las disciplinas en las que compite y brinde un espacio donde formarse en un entorno sano, seguro y disfrutable, caracterizado por la excelencia de sus servicios.

Valores

Honestidad – Compromiso – Respeto – Solidaridad – Autosuperación – Esfuerzo – Excelencia

Nuestra filosofía

BIGUÁ DARLO TODO from Club Bigua on Vimeo.

Historia

La historia del Club Biguá se remonta al año 1931. Por aquel año la Asociación Cristiana de
Jóvenes decide abandonar las competencias en todas las disciplinas y federaciones. Los atletas
comienzan a buscar soluciones para poder continuar compitiendo. La idea de fundar una
nueva institución cobra fuerza.

El 14 de abril de 1931 se reúnen en la Asociación Cristiana de Jóvenes los ex componentes del
cuerpo de nadadores y sus simpatizantes. Entre ellos estaban presentes Emilio Beretta, Juan
C. Ceriani, Julio C. Costamalle, James Davidson, L.J. Fuentes Pérez, Maximiliano García, Hugo
García, René Girardin, Ernesto Haaxe, Mario La Gamma, S. Romero Pistone, Carlos Schroeder,
Walter Swinden y Spencer Ugarte. Los encuentros continuaron y se fueron sumando más
personas a las reuniones.

La primera votación de autoridades designa como Presidente Ad Hoc a S. Romero Pistone. Y
luego por aclamación se proclama Presidente Honorario a Juan Carlos Ceriani. Poco a poco
se formaba una institución. Sin embargo, faltaba ponerle un nombre. Swimming stars y
Swimming boys fueron algunos de los nombres que fueron sugeridos. Este último fue el primer
nombre del Club, aunque no conformaba a los jóvenes. Es entonces cuando al padre de René
Girardini se le ocurre “Tratándose de nadadores, ¿por qué no le ponen Biguá? ¡Es el nombre
del pato maragullón que abunda en nuestras costas!”
. René lleva el nombre a la asamblea y es
aprobado por unanimidad.

El diseño del logo del Club fue obra del joven Spencer Ugarte, quien sentado frente a la costa,
fija en su mente la imagen del vuelo del Biguá. Lo dibuja pero le falta un detalle. Coloca el
triángulo de la ACJ para acompañar el biguá, cuyo significado es Cuerpo, Mente y Alma. El
marco perfecto para ilustrar el espíritu del nuevo club. El escudo es aceptado en la asamblea y
hasta el día de hoy es el símbolo que nos distingue.

En 1934 los integrantes del Club Los incas deciden incorporarse al Club Biguá al sentirse
identificados con él. El Club Biarritz sigue los mismos pasos y en 1937 pasan a formar parte de
nuestro Club. A partir de ese momento el nombre pasó a ser Club Biguá de Villa Biarritz.

Los años pasan pero nuestros principios siguen siendo los mismos que los del comienzo.